¿Cómo elevar la productividad en el trabajo?

Los beneficios del aumento de la productividad se observan más fácilmente desde la perspectiva del tiempo. Unos minutos aquí y un par de minutos allí suman significativamente se logran mantener en el tiempo las acciones que entregan los mejores resultados. Imagine que realiza un 10 por ciento de su trabajo un uno por ciento mejor cada día; el aumento en la productividad sería relevante.

Aquí se comparten algunos consejos sobre cómo puede maximizar sus niveles de productividad a lo largo del tiempo.

Tomar descansos

Aunque pasar tiempo sin trabajar puede parecer contradictorio, tomar descansos de su trabajo puede garantizarle que se mantenga fresco, centrado y productivo. Las pausas evitan que te aburras, ya que el cerebro humano no fue construido para el enfoque extendido que le pedimos. Salga a caminar, programe un tiempo para leer, salga con gente interesante fuera de su organización. Todo lo que necesita es una breve interrupción antes volver a la normalidad.

Mejora tu energía con un "para qué"

Las personas más productivas parecen estar rebosantes de energía, entusiasmadas con cada tarea. Desafortunadamente, esa energía y entusiasmo no es algo natural para todos. Para mejorar sus niveles de energía, dedique un momento cada mañana a anotar la razón por la cual persigue su objetivo actual. Esto sirve como un excelente recordatorio de por qué está dando todo en el trabajo y puede proporcionarle ese impulso motivacional de energía que necesita.

Aprende, Aprende, Aprende

Tómese el tiempo para aprender cosas nuevas. No importa su posición en una empresa, siempre hay espacio para crecer. La adquisición de nuevas habilidades y perspectivas a menudo le permite trabajar de manera más efectiva y eficiente. Si una nueva capacidad aumenta su productividad, entonces trabaje para obtenerla. Puede aprender todo lo que quiera y puede mejorar al realizar rápidamente tareas que aumentarán su productividad.

Crear objetivos, hacer listas

Haga una lista de lo que quiere lograr todos los días, todos los meses, todos los años. Comience y termine cada día con algo en lo que pueda progresar tangiblemente. Elija los objetivos que más importan y establezca una fecha de finalización. Continuar calculando mejoras variables hasta que se cumplan los objetivos. Si se toma el tiempo de hacer listas y priorizar sus objetivos, generará impulso y aumentará su productividad.

Haz lo que amas

Por último, pero no menos importante, ¡haz lo que amas hacer! Es difícil seguir siendo productivo trabajando en tareas y proyectos que no te inspiran. Según Steve Jobs, "la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces". Si puedes, delegue las tareas que no le apasionan para evitar perder impulso.

Pide ayuda

Es posible que aún con estas mejores prácticas no logres un cambio consistente que te permita alcanzar tus objetivos. Si es el caso, no serías la única persona que no logra descifrar qué es lo que le impide hacerlo y como resolverlo.  Un coach profesional puede ser una buena posibilidad para acompañarte en el descubrimiento de aquello que limita el alcance de tus anhelos, y también para iniciar un proceso de cambio que te permita lograr mejores resultados.

En Thrive Productivity, nos esforzamos por apoyar a nuestros clientes a aprender las herramientas y competencias que necesitan para que el trabajo se realice de manera eficiente y efectiva, lo que finalmente les permite tener mejores resultados.